Según la gaceta financiera el empleo es la suma de población ocupada y desocupada por sectores de producción industrial, agricultura y servicios; Definición que me deja sumamente preocupado en una ciudad como Medellín donde los índices de población desocupada son altamente notorios.

 

Me pase 14 años de mi vida trabajando para una Universidad pública de gran renombre en el Departamento y en el País, ya que sus pilares fundamentales de misionalidad como son la docencia, la extensión y la investigación han aportado a nuestro país un significativo desarrollo.

 

Durante mis años de labores viví un proceso de crecimiento personal y profesional muy interesante, ya que cuando ingrese a la institución como un profesional recién egresado me toco insertarme en un mundo de realidades que me llevaron a investigar y estudiar mas sobre los temas relacionados con mi trabajo, fue así como estudie varias especializaciones aprovechando la vinculación con la Universidad y una serie de diplomas y cursos que dieron un alto perfil a mi hoja de vida profesional.

 

Inquieto por ser mejor en mi trabajo desarrollé una serie de procesos para mejorar el macro proceso para el cual trabajaba, con gran entusiasmo y aceptación por parte de la comunidad Universitaria, al cabo de unos años me di cuenta que estaba sobre perfilado para las funciones del puesto que desempeñaba, por lo tanto decidí solicitar una reclasificación de mi puesto de trabajo la cual después de algún tiempo fue negada. Sin evidenciar inconformismo seguí trabajando con ahínco y estupor, pero al cabo del tiempo me di cuenta que mi jefe por mas de 8 años seguía siendo el mismo, estúpido con suerte de siempre, y que me estaba agobiando ese sentimiento profesional de ser mejor.

 

Salir de la Universidad era algo muy difícil para mi, pues un empleo público significa tener muchas prebendas, además de la estabilidad que es tan importante en nuestro medio, ese paradigma no me dejaba salir de esa nube en la que me encontraba.

Después de tantos años de labores y por cuetiones diversas decidí viajar a la ciudad de new york para conocerla, saludar a mi familia y como opció a un tema de seguridad que me toco vivir en la Universidad…. en este viaje me di cuenta de innumerables cosas cuando caminaba sin césar las calles de Manhattan, o me montaba al metro o me sentaba en un café a ver pasar las personas, a ver sus rostros, sus incongruentes movimientos en una Ciudad que lo envuelve a uno con sus maravillas arquitectónicas y tecnológicas.

 

De este viaje saque grandes conclusiones como la importancia de disfrutar el tiempo y el espacio, y esta premisa me llevo a tomar una decisión muy importante y fue la de renunciar a mi trabajo por 14 años y comenzar con nuevas propuestas en mi vida. Fue así como la decisión se dio.

 

Al comienzo fue muy difícil pues lo que primero se afecta es la parte económica y después todo el entorno de tu vida, mi gran apoyo fue mi esposa…esa gran mujer que me ha acompañado por tantos años y que es la luz de mi vida, en este punto deseo recalcar a los lectores la importancia de la familia y del valor del amor y la amistad.

 

En la Universidad manejaba muchas cosas, personal, contratos, relaciones, etc., eso me hacia ser una persona conocida y por la cual pasaban muchas de los procesos, esta premisa me hacia estar rodeado de personas, de gente muy querida, la cual estaba siempre a mi lado, amigos, conocidos y buenas relaciones, recuerdo que en las festividades siempre era la persona mas regalada y asediada por la gente. Luego de estar ya dos meses por fuera de la Universidad me di cuenta que esas personas queridas, esos amigos, esos conocidos, realmente no existían, todo estaba relacionado con los intereses que se manejaban en un proceso tan importante como el que manejaba.

 

Una persona me tendió la mano y comencé a trabajar en consultorías y asesorías a empresas en la Ciudad y con esto me sostuve algunos años, reconozco que ha sido muy difícil pues el estilo de vida cambió y en esta Ciudad las cosas para una persona preparada como yo no son tan fáciles como uno piensa. Y comencé a contactar mis amigos y buenos conocidos para enviarles mi hoja de vida y lograr un empujón de ellos, como lo decimos aca en Antioquia, y por eso deseo hablar y comentar sobre el empleo de una persona profesional

 

En el momento de iniciar un proceso de búsqueda de empleo es imprescindible tener muy claro en qué ocupaciones trabajar. Cada persona tiene unas aptitudes y unas competencias personales y profesionales que la hacen más apta para desarrollar un tipo de trabajo u otro. Tener definido el objetivo profesional nos evita muchos esfuerzos y muchas frustraciones en la búsqueda de empleo. Todas las ocupaciones tienen unos requisitos para ser desarrolladas. También las aparentemente sencillas suponen conocer y dominar unos procedimientos, herramientas, materiales, etc., aceptar unas condiciones de trabajo (horarios, ambiente,…), tener determinadas capacidades y habilidades más desarrolladas, determinadas características de personalidad o físicas, etc.

 

 

Durante el proceso de búsqueda de empleo es importante saber que tipo de ocupaciones estamos dispuestos a aceptar o a rechazar, y cuales son las razones. Debido a esto hace falta concretar la ocupación en la cual buscar trabajo, y así, conocer nuestro objetivo profesional: una ocupación adecuada a nuestras características personales y profesionales..

 

El objetivo profesional es la ocupación “ideal” para cada persona y a partir del cual se define el proyecto profesional, que no es otra cosa que la planificación estratégica para la consecución de los objetivos profesionales.

 

Tener, en un momento determinado, un objetivo profesional no quiere decir que no se pueda cambiar. Es posible que, transcurrido un cierto tiempo, descubras que la ocupación escogida no es ideal, entonces puedes cambiar o adaptar el objetivo a las nuevas circunstancias. Tampoco significa que no puedas trabajar en empleos temporales que no estén relacionadas con nuestro objetivo profesional. Muchas veces, la necesidad económica hace inevitable que se deba trabajar en el primer empleo que se presenta, pero esta situación no es incompatible con seguir buscando el empleo ideal.

 

El tiempo que dedicamos a definir nuestro objetivo profesional lo debemos ver como una inversión que dará sus frutos en un futuro no muy lejano, ya que aumentará la eficacia de cada paso que damos en el mercado laboral. El conocimiento del mercado de trabajo de la zona y del comportamiento de las ocupaciones es imprescindible para poder tomar una decisión en relación al objetivo profesional.

 

Son diversas las cosas que debemos hacer, pero si estas preparado y tiene un buena hoja de vida profesional…de seguro la oportunidad vas a encontrar, oportunidad como capacidad…esa es la clave

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here